Durante estos días de confinamiento obligado para la mayoría de la población es posible que no le estemos dando un uso intensivo a nuestra silla de ruedas eléctrica, lo que puede generar problemas en el estado de las baterías. Aunque es cierto que la mayoría de sillas eléctricas disponen de baterías que necesitan de poco mantenimiento sí que es necesario e imprescindible estos días de confinamiento tener en cuenta algunos consejos:

– Recargar la batería de tu silla de ruedas eléctrica cada día, aunque no la hayas utilizado ese día.
– No interrumpas nunca el ciclo de carga. Espera toda la noche si hace falta para realizar toda una carga completa.
– Si no vas a utilizar la silla de forma continuada es recomendable dejarla enchufada al cargador hasta que la necesites. Imprescindible a su vez que el cargador esté enchufado a la corriente ya que sino las baterías pueden llegar a descargarse.
– Si en tu caso sólo usas la silla para salir a la calle, y vas a dejarla parada durante más de 15 días, desconecta el cable que une las baterías. Debes asegurarte de que al menos le realizas una carga completa a la semana.
– De forma regular debes comprobar si los terminales de las baterías tienen signos de corrosión. Si es así, es necesario limpiar los terminales con un cepillo de alambre y reengrasar el terminal con vaselina.

Así pues si durante estos días seguís estos cuidados básicos de mantenimiento favorecerás que las baterías no se descarguen totalmente y queden inservibles. Si tenéis cualquier pregunta contactad con nosotros y os ayudaremos a resolver vuestras dudas.

¡Esperamos poder vernos pronto de nuevo en la Ortopedia!