El verano es la época del año en que más contagios  e infecciones aparecen en los pies debido a la continua exposición que hacemos de ellos en piscinas, playas….

Una de las infecciones más comunes son las denominadas verrugas plantares.

 

En este post intentaremos daros unas cuantas pistas para poder reconocerlas y actuar con rapidez.

  1. A menudo se suele generar una dureza que rodea la lesión
  2. A diferencia de los callos tipo “ojos de pollo” la verruga causa dolor cuando se manipula
  3. Si la verruga se encuentra en la zona plantar, el dolor también puede darse al andar, debido a la constante presión.
  4. Normalmente en medio de la lesión se aprecian unos puntos negros o rojos que nos indican la existencia del virus.
  5. La verruga plantar puede llegar a sangrar si se manipula o se rasca con utensilios caseros

Frente a  cualquier de estos síntomas se aconseja acudir con rapidez al podólogo. Es importante actuar con rapidez para evitar que se propague.

El podólogo te diagnosticara con certeza y te ofrecerá el tratamiento más adecuado para cada caso.

Y recuerda si sospechas de la presencia de verrugas plantares, puedes concertar una visita con nuestra podóloga. La encontrareis los martes y los jueves.